Nacional

Segunda Compañía de Bomberos de Temuco puso en servicio nuevo modelo de casco de trabajo

Un nuevo hito se escribió este fin de semana en la historia de la Segunda Compañía de Bomberos de Temuco, luego que se invirtieran cerca de $17 millones, en su mayoría obtenidos gracias a la colaboración de la ciudadanía a través de la venta de tarjetas de bingos y rifas,  para adquirir 61 casos de trabajo del tipo americano, marca MSA modelo 1044.

Héctor Basualto, director de esta unidad bomberil cuyo cuartel se ubica en calle Bulnes, a pasos del cerro Ñielol y que tiene como especialidad -junto al combate de incendios- el control de emergencias con sustancias peligrosas, explicó que era necesario aumentar los niveles de protección de los voluntarios y por ello se decidió efectuar esta inversión.

“Nos atrevimos porque este año, producto de la pandemia del covid-19, pudimos ahorrar en una serie de gastos que se deben efectuar durante un año normal, entre ellos porque no efectuamos la sesión solemne con motivo de la celebración de los 120 años de existencia de la Segunda Compañía y tampoco se realizó la tradicional cena de aniversario; a eso agregamos dineros reunidos a través del pago de nuestras cuotas sociales”, añadió.

Basualto destacó que el Cuerpo de Bomberos de Temuco aportó con dos millones de pesos para esta adquisición y también se obtuvieron fondos a través de la venta de los antiguos cascos que utilizaba la compañía, y otra gran parte se reunió gracias a la colaboración que efectúa la propia comunidad a través de la compra de números de rifas o bingos.

“Es necesario que la gente sepa que los bomberos cuidamos mucho nuestro dinero. Sabemos lo difícil que es para todos los voluntarios reunir recursos y cuando los tenemos, se invierten de la mejor manera posible. Hace muy pocos años adquirimos un carro en Estados Unidos, totalmente con fondos propios de la Segunda Compañía, sin proyectos de Gobierno, solamente con dineros reunidos a través de beneficios realizados por los propios segundinos y la importante colaboración económica de la comunidad”, subrayó.

Finalmente, el director manifestó que estos cascos deberán durar al menos entre 10 a 15 años.

El capitán de la Segunda Compañía, Carlos Ramírez, lamentó no poder realizar una entrega presencial junto a la tradicional celebración con la participación de autoridades, invitados especiales y la totalidad de los miembros de la Segunda Compañía, tal como se hace cuando se alcanza una meta relevante, lo que no fue posible producto de las restricciones sanitarias que deben ser observadas a causa de la pandemia, pero confirmó que estos nuevos cascos entraron en servicio el pasado sábado 5 de diciembre y serán utilizados para enfrentar todas las emergencias a las que concurre el personal segundino.

Información: Julio Rodríguez. Cuerpo de Bomberos de Temuco

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *