Ciencia y Tecnología

Brecha Digital : Comunas rurales siguen con una baja conectividad

La Subsecretaría de Telecomunicaciones (SUBTEL) realizó hace algunos días una radiografía a la brecha digital. Esto producto de la falta de acceso a banda ancha fija que presentan diferentes comunas a lo largo de todo Chile.

Para realizar este análisis se dividió al país en 6 áreas: Área Metropolitana del Gran Santiago, Gran Valparaíso, Gran Concepción, ciudades principales con población superior a 200 mil habitantes, ciudades con población sobre 50 mil habitantes, y pueblos y zonas rurales.

De esta manera, el resultado de dicho estudio arrojó que las conexiones a fibra óptica se han duplicado en distintas comunas a lo largo del país desde diciembre 2019 hasta junio 2020. Este es el caso de la comuna de Melipilla (30.400%), Arica (203,2%), La Granja (195,6%), Peñaflor (187%), Tomé (163,9%), San Antonio (163%), Constitución (121,4%), Coquimbo (111,3%), Angol (105,2%), Peñalolén (104,4%), Antofagasta (102,9%), y San Ramón (91,9%).

En esta línea, para medir el impacto social de la brecha, la SUBTEL patrocinará el primer ranking comunal de vulnerabilidad digital en Chile, iniciativa liderada por el programa Con@cción del Observatorio Iberoamericano de Comunicaciones Digitales (OCD) en colaboración con la Universidad Adolfo Ibáñez, la Universidad de Santiago, Entel y Google.

 Zonas críticas y en alerta

El despliegue de Internet fija se concentra en las principales áreas metropolitanas del país: Área Metropolitana de Santiago, el Gran Valparaíso y el Gran Concepción. Si a estas zonas se suman todas las comunas con más de 200 mil habitantes, estamos hablando del 6,8% del territorio nacional, pero que concentra el 76% del total de hogares con Internet fija en el país. Por el contrario, el 93,2% del territorio posee solo un 24% del total de hogares conectados a Internet fija.

Además, del total de zonas incluidas en las cinco primeras categorías, equivalentes a 95 comunas, un total de 23 comunas se encuentran en situación crítica debido a los bajos niveles de conectividad fija que presentan. En este sentido, el listado lo componen las comunas de La Pintana, Cerro Navia, Lo Espejo, San Ramón, Lota, Hualpén, Hualqui, Los Ángeles, Maule, Padre Las Casas, Constitución, Paine, Villarrica, Melipilla, San Carlos, Ovalle, San Vicente, Chillán Viejo, Rengo, Vallenar, Linares, San Antonio y Alto Hospicio.

El catastro señala que otras 19 comunas se encuentran en situación de alerta debido a su conectividad fija. Es el caso de Lo Prado, Recoleta, La Granja, San Joaquín, Valparaíso, Concepción, Coronel, Penco, Tomé, Arica, Coquimbo, Rancagua, Puerto Montt, Angol, Talagante, San Fernando, Coyhaique, Buin y San Felipe.

Por otro lado, el estudio realizado por SUBTEL  señala que la brecha digital es menor en grandes ciudades y mayor en comunas rurales. No obstante, en el caso de las áreas altamente pobladas la brecha está condicionada en gran parte por los ingresos económicos de las familias.

En esta línea, en el caso del segmento de pueblos y zonas rurales, el análisis es dramático. Por ejemplo, las regiones de Arica y Parinacota, y de Coquimbo presentan muy malos índices de conectividad fuera de sus capitales regionales y ciudades grandes. En tanto, el resto de las regiones presentan malos indicadores, siendo las excepciones Biobío y Los Ríos con no tan malos indicadores en comparación con el resto del país.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *