Ciencia y Tecnología

Dragón Firefighter, el robot dragón controlado por IA que extingue incendios

En la era actual, la tecnología continúa avanzando a pasos agigantados, buscando soluciones innovadoras para enfrentar desafíos cotidianos. Una reciente noticia nos sumerge en el fascinante mundo de la tecnología aplicada a la seguridad y el rescate, donde un equipo de investigadores japoneses ha desarrollado un prototipo revolucionario: el Dragón Firefighter, un robot extintor de incendios inspirado en la majestuosidad de los dragones voladores.

Un escenario donde los dragones no lanzan fuego, sino que emergen como héroes modernos, apagando incendios con ráfagas de agua. Este emocionante concepto cobra vida en el Dragón Firefighter, un proyecto que busca hacer frente a incendios peligrosos que son demasiado arriesgados para que los humanos se acerquen.

El corazón de esta creación es una manguera de cuatro metros de longitud, capaz de cambiar de forma y manejable a distancia. Detrás de este impresionante dispositivo se encuentran científicos de la Universidad de Osaka y la de Tohoku, cuyos esfuerzos se han plasmado en un artículo publicado en la revista Frontiers in Robotics and AI.

Esto comienza con la propulsión de la manguera hacia arriba, donde vuela a dos metros del suelo. Ocho chorros de agua controlables, brotando de su centro y su cabeza, le otorgan una movilidad única. Su forma puede adaptarse y orientarse hacia las llamas, todo ello dirigido por una unidad de control ubicada en un carro conectado a un camión de bomberos, que alberga un depósito de agua de 14,000 litros.

Las boquillas del Dragón Firefighter lanzan agua a una velocidad impresionante de 6.6 litros por segundo. En la punta de la manguera, una cámara convencional y otra de imagen térmica trabajan en conjunto para localizar con precisión el origen del incendio. Este conjunto de características convierte al robot en un eficiente apagafuegos, capaz de enfrentar situaciones de alto riesgo.

El bautismo del Dragón Firefighter ocurrió en la ceremonia de apertura de una cumbre mundial de robots en septiembre de 2021, en Fukushima. Allí, demostró con éxito su capacidad apagando una llama ceremonial formada por bolas de fuego encendidas por otro robot, a una distancia de cuatro metros.

Información y fotografía www.esdeciencia.com

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *