Internacional

Coronavirus: algunos países aún no reciben ninguna vacuna

En Gibraltar, la campaña de vacunación ha terminado antes de que haya comenzado en otros países. ¿Cuáles son los motivos de esa disparidad? Los expertos esperan que esto cambie pronto.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya se han administrado más de 600 millones de vacunas contra el coronavirus en todo el mundo, pero mientras en Gibraltar la tasa de vacunación se acerca ya al 100%, países como Nicaragua siguen esperando dosis. El Secretario General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, habló el martes en ese contexto de una “farsa” y dijo que hay que aumentar la producción mundial ydistribuir los productos de forma equitativa para superar la fase aguda de la pandemia.

Según el mapa mundial de vacunación, África sigue a la espera de las vacunas, desde Libia, en el norte, hasta Botsuana, en el sur. Esos países ni siquiera aparecen en los registros de vacunación de la OMS. La situación es similar en Asia Central y en países como Corea del Norte, Cuba y Bosnia-Herzegovina.

“Con respecto a África, la buena noticia es que 44 países ya han recibido la vacuna. A la inversa, por supuesto, esto también significa que diez países aún no han recibido ninguna vacuna”, afirma en entrevista con DW Clemens Schwanhold, asesor político de la organización no gubernamental ONE. Entre ellos se encuentran países como Madagascar, Burundi y Eritrea y Tanzania, cuyos gobiernos creen en otros medios para luchar contra el virus.

En interés de la salud mundial, las vacunas deben utilizarse para lograr la inmunidad de rebaño contra el coronavirus en los rincones más remotos del mundo. Mientras el virus siga encontrando nuevos huéspedes sin protección, puede seguir mutando y, posiblemente, volverse resistente a las vacunas actuales en algún momento.

“No estamos seguros hasta que todo el mundo esté seguro”, fue el mantra sobre las consideraciones principales para una campaña mundial de vacunación voluntaria. Con ese espíritu se fundó la iniciativa COVAX: los Estados miembros de la OMS se dividieron en 98 países más ricos y 92 más pobres. Para estos últimos, las vacunas están fuertemente subvencionadas o se ofrecen gratuitamente con fondos del primer grupo. Alemania es uno de los mayores contribuyentes del programa COVAX, con casi 1.000 millones de euros.

“El problema es que no hay muchas dosis de vacunas disponibles, porque, por ejemplo, la UE y EE. UU. ya se han asegurado la mayor parte de estas”, dice a DW Sonja Weinreich, responsable de temas sanitarios de la organización Pan para el Mundo (Brot für die Welt). “En ese sentido, este mecanismo no ha funcionado realmente, porque esa solidaridad no existe en absoluto”, revela.

Fuente: www.dw.com

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *